Ha sido toda una sorpresa para mí. Me la regaló mi hermana y la empecé a usar así sin saber muy bien qué tenía de especial. Te voy a contar todo lo que he descubierto al usar la esponja de Konjac en mi piel. De ahora en adelante se ha convertido en un imprescindible en mi rutina de cuidado facial.

La esponja de Konjac es un básico de la cosmética coreana, que hace mucho incapié en la limpieza, en una doble limpieza a fondo a diario, y que a mí me encanta. Pronto te hablaré aquí de mis nuevos desmaquillante de una línea de cosmética de éste tipo que me tiene fascinada.

Cada día me gusta más la cosmética coreana, todo lo que voy probando me sorprende y se queda conmigo.

¿De qué es una esponja de Konjac?

Las esponjas Konjac se fabrican a partir de las raíces del tubérculo Konnyaky o Konjac, que crece en gran parte de Asia.

La raíz de este tubérculo es agua en un 97% y el resto, 3%, es glucomanato. Así que te puedes imaginar, es muy gustosa de usar, se expande y contrae muchísimo. Además, es muy rica en minerales beneficiosos.

¿Para qué pieles está indicada?

Está indicada para todo tipo de piel. La natural, la blanca que te enseño aquí en las fotos.

Si me sigues en éste Blog sabrás que tengo la piel sensible, así que te puedo asegurar que para pieles hipersensibles y sensibles es estupenda, es fantástica. Recomendado 100%.

Tipos de Esponjas de Konjac

Si las ves de colores es porque les añaden otros activos para dar solución a todos los problemas dermatológicos.

  • Así puedes ver una esponja de Konjac negra que lleva carbón activado de bambú para pieles con tendencia acnéica.
  • verde que lleva arcilla verde y es para pieles grasas o con impurezas, una
  • amarillenta con cúrcuma con un efecto peeling y despigmentante.
  • La verdad es que sólo he probado la natural, la blanca que ves en las fotos, que nos dice la marca que tiene un efecto peeling purificador para una piel más lisa, suave y mate.

Y yo, que la llevo usando un más de un mes, estoy totalmente de acuerdo, es muy efectiva.

 

¿Por qué me gusta tanto usarla?

Además de por la forma que tiene, por su tacto que es super divertido y esponjoso mis hijos creían que era para jugar o que era una esponja infantil, ya les dije para que la dejaran que les buscaría a ellos una también.

Y la verdad es que el tema esponjas siempre me ha gustado poco, o son demasiado suaves o demasiado duras, se ensucian muy pronto y las tengo que desechar al poco tiempo de uso. Así que aquí me tienes, buscando esponjas de Konjac de tamaño grande para usar en la ducha de toda la familia.

Te cuento también que hasta le he buscado una cajita, de esas que guardo de otro cosmético (REUTILIZA, please) y que al final le saco otro uso y otra vida más. Así me la puedo llevar en la maleta de viaje.

Y,además, la de ésta marca es CrueltyFree, sello que busco cada vez más en mis compras.

¿Qué me hace adorar la esponja de Konjac?

Además de todo lo que te he contado más arriba, lo que más me hace adorarla es que es

100% BIODEGRADABLE, así que no daña para nada al medio ambiente.

Desde aquí lanzo a las marcas de cosmética un llamamiento a la búsqueda de ingredientes, envases y productos que además de ser eficaces en nuestra piel no dañen al medioambiente,ni en su fabricación ni en su reciclaje.

No contiene nada artificial, nada añadido. Genial,¿verdad?

Me emociona encontrar cosméticos ecológicos y lowcost para unir a mi rutina facial diaria.

¿Usas tú ya una esponja de Konjac? ¿O de algún otro material que te haya sorprendido?

 

Disfrutando de un producto 100% Biodegradable, Maria.

Maria Díaz González

De la afición por la cosmética pasé a la investigación, por internet, en tiendas y en casa probando y probando productos. Ahora quiero compartirlo contigo. Porque nos gusta cuidarnos, a ti y a mi, así de claro. Éste es nuestro lugar de reunión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *