La piel de los niños es delicada y sensible, pero existen casos en el que necesita de un trabajo más preciso y cuidado para mantenerla de la mejor manera posible. Hoy veremos una serie de consejos para cuidar las pieles delicadas de los niños.

Un gran porcentaje de niños poseen una piel fina y delicada que es más propensa a la irritación e incluso a las infecciones, por lo que es importante asegurarse de tomar todas las precauciones posibles para protegerlos de las molestias o el dolor.

A continuación vamos a enumerar seis consejos sencillos y muy prácticos que estimularán y  facilitarán la comodidad de los niños con las pieles más sensibles.

1.Cambiar el detergente para la ropa

Muchas personas no se dan cuenta de la importancia del detergente que utilizamos para lavar la ropa de los más pequeños.

Cuando las pieles delicadas de los niños se irritan es necesario comenzar con el cambio de detergente.

Selecciona alternativas libres de fragancias, tintes y otros aditivos, los cuales pueden ser factores estimulantes de molestias en la piel.

2.Productos de cuidado e higiene

Lea todas la etiquetas de los productos de higiene que desee adquirir, aunque pretendan estar diseñados para pieles sensibles compruebe siempre su composición.

Es importante confiar en buenas marcas y con autoridad dentro del sector, por ejemplo, el gel y champú hidratante para niños con pieles delicadas de Skinlove.

3.Hidratación de la piel

La piel seca se siente más tensa y es más incómoda siendo más propensa a los molestos picores e irritaciones. Una vez que haya seleccionado una crema hidratante adecuada, mantenga una correcta rutina de hidratación de la piel del niño.

Esto es muy importante en los fríos meses de invierno, cuando el calor seco y los fuertes vientos pueden causar estragos en la piel. Pero en verano, la importancia no desciende, ya que la exponemos mucho más y hay que cuidarla de forma especial y continuada.

4.Baja temperatura del baño

Expertos en pediatría lo recalcan siempre: no es necesario bañar a un niño con agua caliente, ni todos los días. Pero es muy importante bajar la temperatura del agua en los niños especialmente sensibles.

El agua caliente elimina los aceites de la piel dejándola más seca y más propensa a la irritación.

5.Protección Solar

¡Indispensable! El sol es un factor de riesgo para todos, pero para aquellos niños con las pieles más sensibles es un auténtico riesgo.

En los días de sol y, sobre todo, en el verano no olvides una buena capa de crema solar en la piel de los más pequeños. Además las pieles delicadas de los niños deberían de no exponerse directamente al sol, por lo menos en horas centrales del día y en días de alto índice UV

6.Humidificador

En casos muy severos y extremos de sensibilidad en  la piel de un niño, una muy buena idea es invertir en un humidificador.

Los ambientes secos son un gran problema para las pieles sensibles que potencian la irritación, gracias a un humidificador equilibrarás la sequedad del ambiente, facilitando la mejora de la piel sensible.

Todos estos consejos son muy fáciles de realizar y ofrecen un gran alivio para aquellos niños con piel sensible.

A pesar de todo, no olvides consultar a un especialista capaz de determinar las causas y las pautas para mejorar el estado de la piel de los más pequeños.

 

Esperamos y deseamos que te hayan resultado interesantes cada uno de los consejos para pieles delicadas de los niños que acabamos de ver.

 

 

 

 

 

Post Patrocinado.

Maria Díaz González

De la afición por la cosmética pasé a la investigación, por internet, en tiendas y en casa probando y probando productos. Ahora quiero compartirlo contigo. Porque nos gusta cuidarnos, a ti y a mi, así de claro. Éste es nuestro lugar de reunión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.